POLICÍA ESTATAL DE HIDALGO "LEVANTA" A LA COORDINADORA DE ADMINISTRACIÓN Y FINANZAS DE LA UAEH


Pachuca de Soto, Hgo., a 16 de Junio de 2018


Gabriela Mejía Valencia, coordinadora de administración y finanzas de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) fue virtualmente “secuestrada” por elementos de la Policía Estatal, quienes la detuvieron en un retén bajo el argumento de que el vehículo en el que viajaba era robado, lo cual es falso ya que demostró con su tarjeta de circulación la legítima propiedad de unidad.

La arbitrariedad se registró ayer alrededor de las 18:05 horas sobre la carretera Pachuca- Tulancingo, a la altura de Pachuquilla, donde elementos de la policía estatal montaron un retén de revisión. Los uniformados le indicaron que su unidad era robada y de inmediato la amedrentaron y ultrajaron.

Mientras eso sucedía la camioneta de la contadora Gabriela Mejía fue impactada por una camioneta de color rojo placas de circulación MTW-69-95 del Estado de México, lo cual ocasionó que los policías se llevarán las dos unidades al corralón que se localiza sobre el bulevar Ramón G. Bonfil, a la altura de la escuela preparatoria Zoebich.

Compañeros de la contadora Mejía acudieron a su auxilio ante el maltrato y agresividad de los uniformados, quienes actuaron contra la universitaria como si se tratara de un peligroso delincuente. 

Los policías arrojaron bombas de gas lacrimógeno para dispersar a los compañeros de la contadora, misma que fue llevada a bordo de su unidad arrastrada por una grúa.

Ya en el corralón, nuevamente los policías lanzaron gas lacrimógeno a los compañeros de Gabriela Mejía, quienes querían saber sobre su situación. Al corralón llegó una unidad blindada antimotines que lanza agua a presión para intimidar a los compañeros de la contadora.

Gabriela Mejía fue retenida sin saber qué cargos le imputaban, y trasladada a las instalaciones después a las instalaciones estatales de la Procuraduría General de la República (PGR), ahora junto con la académica, periodista y activista de los Derechos Humanos, Elsa Ángeles, quien le realizó y difundió una entrevista a la detenida en los separos de la policía, y Leyla Chávez, también activista por los derechos de las mujeres.

Familiares y amigos de la contadora, Elsa y Leyla, que esperan afuera la las instalaciones de la policía estatal fueron nuevamente agredidos por los uniformados a toletazos y con polvo de extintores

Aún se desconoce la situación legal de las tres mujeres. La contadora fue detenida en un retén cuando viajaba a Tulancingo a pagar la nómina de trabajadores que construyen el área de estancias de los estudiantes de medicina, la cual se inaugura el 28 de junio.




Visto: 58